LA CÁMARA ESPIRITUAL

por Alejandro Ezquerra

Las cámaras de video han traído grandes beneficios a todo el mundo. Gracias a ellas podemos obtener datos en cuestión de minutos, imágenes que antes eran imposibles de guardar para la memoria, eventos sin precedentes, como eclipses, y avances de la naturaleza y la tecnología. Reportajes como los de la televisión que nos informan e ilustran en conocimiento. También recuerdos de familia y amigos que quedarán para la memoria por generaciones, todo gracias a las cámaras de video.

Aunque son una maravilla y las hay de todo tipo, todas tienen algo en común, sin lo cual no funcionan o no sirven para nada, esto es:

¡Tienen que Estar Bien Enfocadas!

¿Has visto alguna vez los reportajes de Discovery Channel? Te imaginas que los camarógrafos no hicieran enfoques correctos o que por estar observando el paisaje se olvidaran de filmar, nadie vería los reportajes de este canal, gracias a Dios esto no pasa.

¿Posiblemente has visto los videos aficionados, de bodas o fiestas familiares?, la cámara enfoca de arriba a abajo, y constantemente pierden el enfoque.

¿Qué pasaría si me contrataran para grabar los eventos de graduación en el Instituto Baxter, y en lugar de grabar cuando entregan las medallas a los estudiantes, filmara a los niños que están corriendo alrededor del estrado? ¡Mi enfoque estará perdido!

Y ¿qué pasaría si me contrataran para grabar una boda, y en lugar de grabar a los novios en el momento de la confesión mutua, filmara al hermano Oscarito comiéndose el pastel? Sería un pésimo enfoque.

Nuestra Vida es una Cámara de Video Espiritual

Nuestra vida es una cámara de video espiritual, prestada por Dios, para grabar todas y cada una de las actitudes de Cristo (paciencia, amor, misericordia, etc.). Para grabar a Cristo mismo en su esencia, nuestro enfoque siempre debe estar dirigido a Cristo.

En ocasiones nuestra cámara espiritual está enfocada en otras cosas, o en otras direcciones, y es ahí cuando vienen problemas a nuestra vida.

El pueblo de Israel quitó su enfoque espiritual de Dios, de repente se encontraban grabando otras cosas, enfocando a otras direcciones, y fue cuando comenzaron los problemas con las serpientes (Números 21:4-9). Cuando volvieron su mirada al serpiente de bronce, recuperaron la vida. Sólo fue cuestión de reacomodar el enfoque, volver a enfocar lo más importante, a Cristo mismo. Nuestro enfoque siempre debe estar dirigido a Cristo.

¿Por qué los Jóvenes se Deprimen, se Decepcionan o se Desániman?

La respuesta es sencilla y posiblemente ya sepas cuál es, las tres "D" (depresión, decepción y desánimo), llegan a la vida del joven porque pierde el enfoque, quita su mirada de Cristo, y es cuando vienen las tres "D" a atacar su vida espiritual.

No pierdas la imagen exacta de Cristo, busca el verdadero enfoque y te darás cuenta de lo lejos que puedes llegar, del éxito espiritual que obtendrás al enfocar tu cámara (tu vida misma) en Cristo, el autor y consumador de la fe.

No habrá problema o dificultad que te hagan caer. Y sobre todo servirás al Rey de reyes con calidad, y seguridad. No pierdas tu enfoque, y si por cualquier razón ya lo has desviado, presiona PAUSEPAUSA, y regresa a la imagen verdadera y comienza a grabar.