Foy E. Wallace, Jr. Caminó al Otro Lado

por Elmer N. Dunlap Rouse

 Foy E. Wallace, Jr

Estuve repasando un librito anti del hermano Ferrell Jenkins titulado, "Autoridad Bíblica" y para sorpresa mía encontré una cita de Foy E. Wallace, Jr (Hijo), titulada "La Ley de la Conveniencia" (está en la página 17). La cita de Wallace es excelente hasta que uno llegue al penúltimo párrafo donde dice,

"Antes de argumentar la ley de la conveniencia" para colocar colegios en los presupuestos de las iglesias, que sea citada la autoridad para que la iglesia apoye y sostenga organizaciones o instituciones humanas, trabajando a través de una mesa de directores compuesta de hombres, mostrando que lo tal sea lícito, y luego habrá bastante tiempo para discutir si esto es conveniente o no."

Luego debajo de la cita está el nombre del autor, Foy E. Wallace, Jr., y el nombre de la revista donde el artículo fue publicado, Torch, Agosto, 1950, Págs. 8-11.

Me sorprende que el hno. Ferrell Jenkins sólo dijo parte de la verdad, dando la impresión de que este hermano, ya fallecido, no se había arrepentido de haber dicho esto. Por lo tanto, publicar el artículo sin la aclaración es un engaño a los lectores. Si hizo esto, pone en duda todas sus escritos y todas sus citas. Los autores de escritos doctrinales tenemos que decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. El hermano Foy E. Wallace, Jr, no era un predicador cualquier, sino de los más eminentes de su día, predicando alrededor de mil campañas evangelísticas y bautizando a miles de personas. Se destacaba por sus debates y más que ningún otro salvó a la iglesia de los premilinialistas. El artículo citado lo escribió en el año 1950 y en el año siguiente, dejó de ser Anti. El año siguiente, 1951, Foy E. Wallace, Jr., abandonó la posición Anti y solamente se asociaba con los hermanos que repudian estas doctrinas. Pasó el resto de su vida refutando lo que antes creía. La "Ley de la Conveniencia" todavía vale, aunque tal vez le cambiaría su nombre a "Ley de Expedientes", pero con el resto de su vida escribió de nuevo el penúltimo párrafo y debe leer, me imagino, como sigue:

"Se puede colocar a los colegios en los presupuestos de las iglesias ya que esta práctica es autorizado por la Biblia como también que la iglesia apoye y sostenga a orfanatos, no importa que estas buenas obras tengan una mesa de directores compuesta de hombres. Estas obras son lícitas, no importa que yo había pensado lo contrario por muchos años".

Según la historia, el hermano Wallace, quien falleció en 1979, tomó esta decisión cuando se dividió la iglesia en Lufkin, Texas, EEUU, dónde su hermano Cled predicaba. Parece que esta división lamentable y triste le afectó al hermano Wallace y la discusión lo ayudó a repensar sus argumentos y actitudes. Después de la división, el famoso anti, Fanning Yater Tant, tuvo que ir a predicar en dicho pueblo para sanar la parte anti de la división. El hijo de Foy, William Wallace siguió con la doctrina anti, pero distanciado de su padre y escribió dos artículos acerca de su padre fallecido, tratando de explicar su "innoble camino al otro lado", criticando la decisión de su progenitor, pero nada. Foy E Wallace, Jr. abandonó estas doctrinas falsas y es irresponsable y vergonzoso tratar de rehabilitarlo después de muerto. Antes de 1951, el hermano Wallace dijo que iba a estallar el techo de la controversia anti, cosa que nadie sabía lo que quiso decir. Después de 1951, todos sabían. El hijo dice que era muy amargado después de esta fecha y me imagino que fue cierto, ya que su padre era el anti que más atacaba la práctica de sostener a los hogares de huérfanos y escuelas con los fondos de las iglesias. Foy E. Wallace pasó el resto de su vida tratando de reparar el daño que había hecho. Tal vez el amargado fue William, su hijo, porque nunca hubo una reconciliación entre ambos. Foy nunca quiso saber más de su hijo.

Para el beneficio del hno. Jenkins y cualquier otro que desea engañar al público, usando las expresiones anteriores de Wallace, apuntamos una cita de Wallace en su libro, The Gospel for Today (El Evangelio Para Hoy) publicado en 1967:

"El casi sagrado nombre de "Un Nuevo Movimiento de Restauración" ha llegado a ser la expresión favorita de los fieles del partido, tanto en público como en privado. Pero las actividades divisionistas de estos insurgentes extremistas no deben recibir ninguna dignidad ni distinción de tal expresión. No es ninguna restauración sino una reanimación por soplarle vida al una forma casi muerto de lo que queda de Sommerismo y Ketchersidismo, cuyo cuerpo ya no tiene fuerza. No es correcto honrar como reformadores a éstos que crean disturbios en las iglesias ni acreditarlos por dirigir un movimiento, ya que lo que dirigen es una movida hacia fuera de la iglesia, alejándose de ella. Así como los liberales izquierdistas se marchan, estos derechistas tocan su trompeta y también se marchan, ambas marchándose en direcciones contrarias y ambas saliendo de la iglesia como la hemos conocido por muchas generaciones. Cuando éstos se hayan marchado y se hayan ido, la iglesia estará donde siempre ha estado y será lo que siempre ha sido" (pág. 516-17).

Pido al hno. Jenkins que arregle su cita del hermano fallecido que ya no puede protestar este abuso de su nombre para obligarlo a apoyar una doctrina que el mismo repudió y pasó el resto de su vida refutando. A todos los que fueron engañados bajo estas doctrinas, que imitan este gran hermano que caminó al otro lado.